El Proyecto


El milagro no es caminar sobre el agua sino caminar por la Tierra

                                                                                              Lin Chi

Reconocemos que solo encontrando nuestra responsabilidad esencial podremos sentir realmente nuestro paso por la vida.
Y este darse cuenta es un despertar a una experiencia de profunda gratitud.
Es por ello que la activación de este proyecto parte de nuestra intención de ayudarnos como seres humanos a evolucionar, a aprender a aprender.
Esta intención nació como idea hace aproximadamente ocho años, luego de haber compartido recitales de poesía, de música, lecturas de cuentos entre amigos y con la comunidad, en varias ciudades, durante algunos años.
A inicios del año 2015, la idea original se convirtió en el Proyecto de Educación Ecológica Semillas para la Consciencia Ciudadana, del cual forma parte El Ojo Interior, y que responde al interés por contribuir a la formación y el fortalecimiento de niños, jóvenes y adultos como ciudadanos comprometidos con el bienestar comunitario basado en el desarrollo de una cultura de paz y responsabilidad ambiental.
El proyecto está constituido por el Taller del mismo nombre dirigido a docentes y escolares, y por la publicación El Ojo Interior que difunde y promueve el compromiso de la comunidad y de las empresas privadas y públicas con los objetivos de este proyecto.
El Ojo Interior como el medio difusor de esta propuesta que busca activar en cada uno de nosotros el sentimiento de unidad, la valoración de nuestras capacidades naturales, el amor por la Tierra y nuestra hermandad con todo lo que nos rodea.
Desde ambas líneas de acción se propone ser una alternativa para la sensibilización y educación en buenas prácticas ambientales, de desarrollo personal y de convivencia, utilizando como recursos la difusión y práctica de la lectura, la meditación, el yoga y el arte (poesía, cuento, pintura, música clásica, cine, etc), que promuevan la prevención de la violencia y del deterioro de los espacios naturales urbanos y rurales.
Gracias a la valiosa colaboración de numerosos amigos que se encuentran brindando su trabajo y esfuerzos para cuidar el planeta y el corazón humano, este impulso se concreta y encuentra su camino.

Agradecemos a la Biblioteca Abraham Valdelomar de Huacachina y a todos los que nos acompañan en esta hermosa caravana y se atreven a viajar con nosotros y a soñar con un futuro de consciencia, belleza y libertad.

La invitación a participar en El Ojo Interior está abierta a todos.


¿Quiéres saber más?
Subcríbete para recibir nuestro boletín.