SENTIR LOS MIEDOS


Nosotros contemplamos los cinco recordatorios -citados más abajo- para ayudarnos a liberarnos del miedo. Han sido diseñados para recordarnos la naturaleza cambiante de la vida. Cuando pensamos en ellos, nos aferramos menos a nuestras creencias y miedos acerca de lo que podría o no sudecer. Si tenemos miedo de soltar porque hemos sido heridos en el pasado, si hemos experimentado decepciones o sí nuestros errores pasados aún invaden nuestra imaginación, tenemos que recordarnos vivir en el presente, apreciar todo lo bueno que hay hoy en nuestras vidas, saber que haremos todo lo que podamos en el día de hoy y no vivir bajo el nubarrón de las expectativas.

 

-No hay manera de evitar envejecer.

-No hay manera de evitar la enfermedad en algún momento de la vida.

-No hay manera de evitar la muerte.

-Todo aquello y todos aquellos que amo están sujetos a la naturaleza del cambio. No hay manera de evitar verse separado de ello y de ellos.

-Las únicas cosas que poseo son mis pensamientos, mis palabras y mis acciones. No hay manera de evitar sus consecuencias; son el suelo que piso.

 

Contemplar estas afirmaciones nos permite traer suavemente nuestros miedos a la conciencia. En vez de negarlos, los ponemos en un contexto que nos recuerda que son los mismos miedos que tienen los demás. No podemos detener el tiempo; a cada segundo que envejecemos nos acercamos a la experiencia de la enfermedad en algún momento de la vida -aunque, por supuesto, es mucho lo que podemos hacer para fomentar la buena salud -, y finalmente moriremos. Una vez que aceptamos esto realmente, despertamos a nuestras vidas tal como estas existen en este mismo momento: disfrutamos de nuestras relaciones, en vez de buscar las rupturas, hacemos todo lo que podemos para cuidar nuestro cuerpo y conservar la salud; aceptamos los errores y heridas pasados, pero no seguimos permitiendo que influyan sobre nuestro presente o nuestro futuro.

Los cinco recordatorios son crudos y francos, y a causa de esto pasan a través de las habituales capas de excusas y justificaciones que usamos para no enfrentar nuestros miedos – para mantener el status quo de nuestra vida en lugar de probar otras cosas -. Cuando seas honesto, tu naturaleza interior saldrá a la superficie, y podrás empezar a sentirte más cómodo en tu propia piel y menos temeroso en cuanto a la forma de manejar tu vida. Oirás lo que hay en tu corazón y tendrás el valor de seguir lo que te estás diciendo a ti mismo.

La comprensión de que la única manera de cambiar tu vida es cambiar tus pensamientos y tus acciones, te libera para que te centres en lo que puedes mejorar, en vez de aferrarte a los errores que cometiste o a las heridas que recibiste, pero que ya no están ahí. Lo que realmente importa es hoy.

Regresa a tu presente y vivirás la riqueza de tu vida.

El tiempo no espera a nadie, así que ¡no pospongas tu felicidad ni un minuto más!

 

­­

CÓMO VAS A INTERVENIR HOY PARA HACER DEL MUNDO

UN LUGAR MÁS FELIZ

 

Usemos el presente para vivir la vida felizmente y al máximo. Siempre digo que nuestra felicidad siempre será completa cuando la compartamos, así que en todo momento deberíamos estimularnos los unos a los otros a participar de en actos positivos y a mantener nuestros cuerpos, palabras y mentes en el presente. Deberíamos vivir con atención plena.

Puede llegarse a una gran felicidad a partir de los comienzos modestos. Ponemos muchas cosas en suspenso en nuestras vidas – Empezaré con este proyecto mañana, Estoy casi listo, pero no del todo, He tenido la intención de hacerlo – y después, sea lo que sea lo que estamos aplazando, parece que se vuelve más y más grande por sí mismo, de manera que se hace más duro o complicado emprenderlo. Pero todo en la vida comienza con un primer paso. Si lo das, estás en tu propio camino. Cuál es el primer paso que puedes dar, hoy

No esperes a que los otros te amen. Por qué no extiendes tu amor primero. Ama sin condiciones, sin expectativas. Vive la vida que quieres vivir y sé fiel a ti mismo y a tus valores. Sé siempre consciente de lo bueno y generoso que eres. No necesitas tomarte a ti mismo demasiado en serio. No necesitas estar demasiado apegado a tus emociones o posesiones. Allí donde vas tu mente va contigo, así que cultiva el tesoro que es tu mente. Esta es la verdadera riqueza. Acércate a la Naturaleza y cuida de ella, y ella cuidará de ti. Permite que tu felicidad brille a través de ti, de tal manera que pueda tocar a otros. No es hermosa la vida.

Tómatelo con calma. Sé libre.

Vive con todo tu corazón. Sé un guerrero de la felicidad y la alegría.

Como dijo el Buda:

Cuando te des cuenta de lo perfecto que es todo,

echarás tu cabeza hacia atrás y reirás al cielo.

 

FUENTE: LA FELICIDAD EMPIEZA EN TU MENTE – Su Santidad el Gyalwang Drukpa, el Guardian del Himalaya, activo ambientalista, educador y líder espiritual del linaje budista Drukpa. Fundador del movimiento internacional Vivir para Amar.

 

 

 

¿Quiéres saber más?
Subcríbete para recibir nuestro boletín.